Dieta de verano: comer helado - ¡y delgado!

Los helados de verano y de leche son una pareja dulce e inseparable. El helado de leche mejora el estado de ánimo, fortalece la salud y, lamentablemente, deja huellas en la cintura ¿Cómo se puede comer helado y mantener una figura?

Resulta que los nutricionistas ya han respondido esta pregunta inventando una dieta especial de verano basada en helado de leche.

¡El helado de leche es útil!

Parece que la dieta y las cosas dulces no son muy compatibles. Pero esto no se aplica a los helados. Enfriar tratar (especificar inmediatamente que estamos hablando de un helado, producido a base de leche natural, - se puede determinar de acuerdo con DSTU en el envase, que debe contener el código 4733. Si el código es 4735 - este helado no se hace sobre la base de la leche) ayuda a combatir la obesidad gracias a mucho calcio

Durante los experimentos, se demostró que las personas que consumen diariamente una tasa de calcio adicional aceleran el proceso de pérdida de peso en un 26-38%. El hecho es que este mineral hace que el cuerpo queme grasa más rápido.

Además, el alto contenido de aminoácidos congelados, ácidos grasos, sales minerales, vitaminas y enzimas contribuye a la pérdida de peso. Todo esto es muy importante para la normalización de los procesos metabólicos.

¿Qué helado elegir?

Por el grado de contenido de grasa, el helado de leche se divide en tres tipos:
- lácteos - 3-8% de grasas;
- cremoso - 8-10% de grasas;
- Plombir - 15-20% de las grasas.

Naturalmente, aquellos que se preocupan por la figura, vale la pena apoyarse en el helado de leche o comparable con él para el helado de yogur de calorías. Este último contiene bacterias útiles que se "descongelan" cuando ingresan al cuerpo. Porción de 100 gramos de un golosinas bajos en calorías es el valor nutricional de no más de 125 calorías y proporciona el 20-30% de calcio al día.

La dieta con helado saturará el cuerpo con una hormona de la felicidad, la serotonina.

¡El helado puede convertirse en la base de una dieta!

Y helado de leche
fortalece los huesos;
disminuye la presión arterial;
facilita los síntomas del síndrome premenstrual;
aumenta la inmunidad;
afecta positivamente el cerebro;
sana la disbiosis

Dieta con helado - menú

Por supuesto, para una dieta completa, el helado debe complementarse con otros productos útiles. Aquí le mostramos cómo parecer un menú aproximado para el día para aquellos que desean perder peso deliciosamente.

Desayuno (300-350 kcal)
100-150 g de cereal con jugo o avena en el agua
1 manzana
Té o café sin azúcar
100-150 g de helado

Almuerzo (400-500 kcal)
200 g de sopa de frijoles
100 g de pan
1 taza de jugo
100-150 g de helado

Cena (350-400 kcal)
100 g de pescado hervido o carne con la misma cantidad de arroz o pasta
100 gramos de ensalada de vegetales con 0. 5 cdas. l. aceite vegetal
100-150 g de helado

El helado de leche no se debe comer inmediatamente después del plato principal. Espere de 25 a 30 minutos, de modo que una fuerte caída de temperatura dentro del estómago no viole el proceso natural de digestión de los alimentos.