Kefir con verdes: la mejor receta de desintoxicación de verano

De acuerdo con los dietistas, la bebida más útil para los intestinos es el kéfir con verduras frescas de verano. Este "cóctel terapéutico" ayuda al tracto gastrointestinal a funcionar como un reloj.

Los expertos recomiendan mezclar 500 ml de kéfir con eneldo y perejil y beber a diario, por la tarde y por la mañana.

El kéfir, como otros productos de leche agria, tiene un efecto probiótico, es decir, tiene un efecto beneficioso sobre la microflora intestinal y el metabolismo en general. Debido a su composición compleja, el kéfir puede prevenir el desarrollo de flora patógena en el intestino. Sus propiedades medicinales se basan en la actividad bactericida de los microorganismos del ácido láctico y los resultados de su actividad vital en relación con los agentes causantes de ciertas enfermedades gastrointestinales y tuberculosis. Además, el kéfir tiene un efecto diurético inmunoestimulante, calmante y suave.

Borracho por la noche, el kefir silencia la sensación de hambre. Al mismo tiempo, la carga en el tracto digestivo de una comida tardía es mínima.

A su vez, los verdes, que contienen mucha fibra, casi sin digerir, recorren toda la longitud del tracto digestivo, como un cepillo, eliminando toda acumulación innecesaria.