Cómo elegir fresas sin nitratos

Las fresas tempranas son peligrosas porque pueden contener nitratos y otros productos químicos.

Sugerimos que aprenda a elegir una fresa sabrosa y jugosa cultivada en condiciones naturales.

Estime el color

Una buena fresa madura debe ser de color rojo brillante.

Si la fresa es de color rojo oscuro, lo más probable es que ya haya empezado a deteriorarse: eche un vistazo más de cerca a los barriles de la baya y, en la mayoría de los casos, lo notará. O un color similar significa que las fresas crecieron con nitratos.

Por supuesto, una vez que comiste fresas con nitratos, no te pasará nada terrible. Pero si va a tomar un lote grande para congelar bayas o hacer mermelada, evite las fresas de color rojo intenso.

Si la fresa tiene una punta blanca, simplemente no madura y se agria.

Presta atención a la cola

Otro indicador de la calidad de las fresas: una cola.

Las hojas en la cola de la baya deben ser verdes y carnosas. Esto significa que las fresas han sido robadas recientemente del lecho del jardín recientemente (como regla, no más tarde que hace un día).

Las colas marchitas son una señal de que las fresas se han recolectado durante mucho tiempo y que están viciadas.

La fresa sin hojas, muy probablemente, dice que también estás tratando de vender fresas rancias. Solo las hojas daban la edad de las bayas, y los vendedores se deshacían de ellas; por otra razón, para arrancar las colas de cada baya no tiene sentido.

Mira las semillas

Preste atención a las semillas que se encuentran en la superficie de la fresa.

Si las semillas son convexas, es probable que la baya no esté madura. Y si están profundizando, esto significa que la baya está lo más madura posible.

Para elegir correctamente una fresa, asegúrese de ver su color, colas y semillas, esto le permitirá no cometer un error.

Olor o sabor

Al comprar fresas es deseable oler: una buena fresa madura debe tener un fuerte sabor a fresa. Como regla, se sentirá incluso cuando te acerques al mostrador.

En una fresa no madura, el olor es débil e inexpresivo.

El tamaño de la baya es

Contrariamente a la creencia popular, el tamaño de las bayas no depende de la cantidad de nitratos al cultivarlas, sino del tipo de fresa.

Simplemente coma fresas de variedades grandes y pequeñas, y la última en hacerse grande no ayudará a los nitratos.

Es decir, el tamaño de la fresa por su calidad no importa.

Ahora sabes cómo elegir las fresas adecuadas, para que la baya se regocije con su sabor y aroma. Por cierto, en las fresas congeladas, casi todas las vitaminas se conservan, y en la mermelada de fresa prácticamente no existen, por lo que es importante elegir no solo la baya correctamente, sino también la forma de cosechar.