Ambiente externo y toxoplasmosis

Los Toksoplazms son parásitos microscópicos que son muy peligrosos para el cuerpo humano, ya que pueden golpear todos los órganos. Pueden pasar a las células del tejido nervioso, al epitelio pulmonar, a las células del músculo cardíaco y la musculatura.

El agente causante de esta infección es el organismo más simple que vive en las células. Si una mujer embarazada está infectada con esta infección, el niño se infectará durante toda la estancia en el útero.

La toxoplasmosis generalmente se manifiesta de diferentes maneras. En los adultos, la enfermedad más a menudo ocurre muy fácilmente. Los niños sufren mucho más. A veces, para los bebés, esto termina con la muerte.

La toxoplasmosis aguda por lo general produce síntomas como: fiebre, migraña, dolor muscular, daño a los órganos. La forma crónica tiene la propiedad de durar años. Con este tipo de infección, los pacientes sienten debilidad, irritabilidad, dolor de cabeza. También hay una temperatura, una disminución de la visión, la memoria y el rendimiento. El hígado, el bazo y los ganglios linfáticos en estas personas están aumentando. Si el niño ha adquirido esta infección antes del nacimiento, los quistes afectan el cerebro, el oído y la visión del bebé. Las patologías en el nacimiento también son posibles.

Hay una infección o no, puede averiguar y cuándo pasa el análisis de sangre. Con mucha frecuencia, esta es la razón por la que las mujeres embarazadas realizan un análisis de toxoplasmosis. Si se encuentra una infección, se prescribe un tratamiento que dura aproximadamente dos meses. Después del curso pasado la mayoría de las veces una persona tiene inmunidad a esta enfermedad.

Existe un gran número de enfermedades infecciosas, entre ellas la toxoplasmosis, que se disemina debido a los microorganismos más simples de la toxoplasmosis. El agente causante de la enfermedad es un parásito que está dentro de la célula. Este agente causal se divide y forma pseudoquistes. Cuando estas células se multiplican, aparecen verdaderos quistes, que conservan sus propiedades durante más de medio año. Se pueden encontrar en el suelo o en las cajas de arena de los niños.

Los agentes causantes de esta enfermedad son felinos, mamíferos y aves. Esta enfermedad puede transmitirse al comer, a través del agua, con lesiones.

Puede enfermarse con esta enfermedad y con el contacto sexual. Un método de transmisión muy frecuente y peligroso es la vía vertical, que se transmite desde la madre que lleva al bebé al bebé. Muy a menudo el estrés afecta el hecho de que la forma crónica de esta enfermedad se convierte en una forma aguda. Las causas también pueden ser el embarazo, la disminución del sistema inmune. En personas que sufren de baja inmunidad, la toxoplasmosis es muy difícil, en la mayoría de los casos, con un desenlace fatal.

Para reducir la posibilidad de enfermarse, es necesario lavar constantemente las verduras y frutas, la carne, los huevos, etc. Si esto se relaciona con la transmisión sexual, es necesario usar métodos anticonceptivos constantemente. Particularmente considerado debe ser personas que tienen mascotas, es decir, gatos. En este caso, la higiene constante es necesaria.

Hay varias formas de transmitir toxoplasmosis, una de las cuales es la transmisión oral. Debido al hecho de que las bacterias toxoplasmáticas persisten durante mucho tiempo en el suelo, esto lleva al hecho de que las personas consumen productos alimenticios contaminados. Es por eso que nunca debemos olvidarnos de las reglas de higiene, que siempre es necesario procesar los alimentos que se han cultivado en el suelo, es decir, en los campos, en las huertas, etc.

La carne es otro producto en el que se pueden encontrar quistes, por lo tanto, siempre es necesario cocinar la carne hasta el final. Otra forma de transmitir toxoplasma es a través de la placenta. Aproximadamente una mujer embarazada de tres, que está enferma con esta infección, se la pasa a su bebé. Si el bebé está enfermo o no depende del momento de la infección de la madre y el comienzo de su tratamiento. Si una mujer contrajo toxoplasma seis meses antes de la concepción, en este caso el niño no corre peligro. Sin embargo, si la enfermedad apareció durante el embarazo o poco tiempo antes de la concepción, en estos dos casos, con mayor frecuencia la infección se transmite al niño a través de la placenta.

En el caso cuando la madre está infectada con toxoplasma en los primeros tres meses del embarazo, la enfermedad generalmente no se transmite al niño. Pero sucede lo contrario. Entonces es muy difícil para los bebés restablecer su estado saludable. Si una mujer embarazada está enferma en los últimos meses del embarazo, entonces la enfermedad del niño es inminente en el 65% de los casos. Estos niños durante mucho tiempo no muestran ningún signo de esta infección.

Para prevenir esta enfermedad, las mujeres durante el embarazo deben comportarse con mucho cuidado. Ella siempre debe usar guantes y lavarse las manos durante y después del trabajo en la tierra en el jardín. Además, siempre debe lavar las verduras y frutas, procesar la carne, lavar las superficies de la cocina con carne, verduras o frutas crudas. Las mujeres embarazadas deben limitar su comunicación con los gatos.

No permita que los gatos coman roedores y no los alimente con carne cruda.