Ejercicios físicos como prevención del eritema

Con actividades físicas regulares y deportes están entrenando a muchos órganos y sistemas del cuerpo, lo cual, por supuesto, fortalece la salud y mejora el estado de ánimo, y también sirve como la prevención de enfermedades infecciosas, incluyendo eritema.

El movimiento es un componente muy importante de la salud. Estimula muchos procesos en el cuerpo. Un niño no podría convertirse en un adulto completo si no hiciera una gran cantidad de movimientos diferentes.

Nuestro cuerpo contiene alrededor del 65% de litros de líquido, y debe circular constantemente, de modo que todas las sustancias necesarias ingresen a las células y se eliminen las innecesarias. El hígado, los riñones, los pulmones, la piel y los intestinos deben estar sanos y limpios para eliminar las toxinas a tiempo.

El aumento múltiple en la circulación de líquidos en el cuerpo contribuye al movimiento: correr, caminar, hacer ejercicio. Cuando nos movemos, nuestros músculos se contraen, el líquido se exprime en el torrente sanguíneo y la sangre venosa se mueve mejor hacia el corazón.

Debido al aumento de la circulación de la sangre y la respiración, las toxinas de la fatiga se expulsan del cuerpo y, como resultado, el rendimiento humano también se ve afectado.

El medio más simple y asequible, aceptable para todas las personas, independientemente de su edad, es caminar. Debe ser bastante intenso para que aparezca una pequeña cantidad de transpiración. La circulación de fluidos y la respiración eliminan efectivamente la escoria de la fatiga, sana el ambiente extracelular. Cuando se produce presionando a pie rítmico de las masas fecales y comida en la pared intestinal, provocando su excitación y la contracción que promueve el intestino completo.

Además, al caminar, todos los órganos internos (hígado, riñón, vesícula biliar, vejiga, páncreas) se lavan con sangre y se saturan con energía. Por esta razón, después de caminar, una persona se siente tan bien. Caminar es necesario para el funcionamiento normal de los discos intervertebrales, el tejido conjuntivo y los ligamentos.

Incluso un mayor impacto en el cuerpo tiene una carrera normal. Gracias al aumento del flujo sanguíneo, la cantidad de energía aumenta, las escorias se eliminan, todo el cuerpo se lava con sangre. Con un entrenamiento prolongado, su efecto de bienestar aumenta varias veces. Largo, pero correr tranquilamente es ideal para establecer el trabajo rítmico de los sistemas endocrino y nervioso.

Intente correr durante al menos 30 minutos y sentirá la euforia que surge del aumento del trabajo de la glándula pituitaria y la producción de endorfinas. La acción de las hormonas Bliss dura de 30 a 60 minutos después de correr.

Las hormonas producidas por las glándulas suprarrenales producen un efecto beneficioso sobre el corazón. Una persona que tiene un pulso raro puede controlar sus emociones más fácilmente, y el aumento de la adrenalina no daña el cuerpo, como ocurre en las personas que se mueven poco.

Desde hace mucho tiempo (45 minutos) que activa la frecuencia del pulso a 120-130 latidos por minuto, la presión se aumenta a 180-200 pero con carga inferior debido a la expansión resultante de los vasos sanguíneos periféricos, la reducción de la presión sanguínea comienza a 130 durante 15 min. Si ya es muy bajo, correr también puede normalizarlo.

Correr es especialmente eficaz para la hipotensión e hipertensión, angina de pecho, distonía vascular, enfermedad cardíaca coronaria, osteocondrosis, el reumatismo, la úlcera gástrica, la válvula de corazón mitral. Además, el entrenamiento para correr inhibe el proceso de envejecimiento, normaliza la actividad del sistema nervioso central, fortalece el sistema inmunitario y ayuda a combatir la ingesta excesiva.

Si hablamos de aeróbicos, combinando ejercicio en resistencia, flexibilidad, fuerza y ​​coordinación, la influencia del ritmo musical hace que el entrenamiento sea más divertido, gracias a lo cual prácticamente no se siente la carga.

El efecto positivo del ejercicio físico en el cuerpo y el fortalecimiento de la salud humana es innegable. Dado que los ejercicios afectan alternativamente a diferentes grupos musculares, la sangre enjuaga todo el cuerpo. Debido al aumento del flujo sanguíneo, los músculos y ligamentos dañados se restauran más rápidamente.

El entrenamiento prolongado con pesas contribuye al desarrollo de endorfinas, la restauración de la salud y la energía. Otro tipo de entrenamiento es la tensión muscular voluntaria sin movimiento externo. Dichos ejercicios físicos también tienen un excelente efecto en el cuerpo y el desarrollo del hombre.

El efecto preventivo del entrenamiento físico se explica por la mejora de la circulación de líquidos, el suministro de hormonas a las células, la normalización del régimen de oxígeno y el crecimiento de la microcirculación sanguínea. Todo esto evita la aparición de diversas enfermedades, y por lo tanto es su prevención. Por lo tanto, para fortalecer la salud humana y preservar su juventud, el movimiento es simplemente necesario.

La forma de lograr la armonía humana es una: la realización sistemática de ejercicios físicos. Además, se ha demostrado experimentalmente que las clases regulares de educación física que entran racionalmente en el régimen de trabajo y descanso contribuyen no solo a la promoción de la salud, sino que también mejoran significativamente la eficiencia de las actividades de producción. Sin embargo, no todas las acciones motoras realizadas en la vida cotidiana y el proceso de trabajo son ejercicios físicos. Solo pueden ser movimientos especialmente seleccionados para afectar diversos órganos y sistemas, el desarrollo de cualidades físicas, la corrección de defectos corporales.

Los ejercicios físicos tendrán un efecto positivo si se observan ciertas reglas en la clase. Es necesario controlar el estado de salud: esto es necesario para no causar daño al hacer ejercicios físicos. Si hay violaciones del sistema cardiovascular, los ejercicios que requieren un estrés significativo pueden provocar un empeoramiento del corazón. En caso de enfermedad respiratoria, solo se recomienda la gimnasia general del desarrollo. . No se puede hacer ejercicio físico en pacientes con severa palpitaciones, mareos, dolor de cabeza, etc. No se debe activar en cuanto la enfermedad es necesaria para mantener un cierto período con el fin de tener funciones corporales recuperados - solamente ejercer beneficio.

Al realizar ejercicios físicos, el cuerpo humano reacciona a la carga dada mediante reacciones de respuesta. Se activa la actividad de todos los órganos y sistemas, como resultado de lo cual se gastan los recursos energéticos, aumenta la movilidad de los procesos nerviosos, se fortalecen los sistemas muscular y óseo-ligamentario. Por lo tanto, se mejora la preparación física de los involucrados, y como resultado, se alcanza un estado del cuerpo cuando las cargas se transfieren fácilmente, y los resultados antes no disponibles en diferentes tipos de ejercicio se convierten en la norma. Siempre tiene buena salud, un deseo de estar comprometido, un estado de ánimo eufórico y un buen sueño. Con ejercicio regular y regular, el ejercicio mejora año tras año, y estará en buena forma durante mucho tiempo.

Los ejercicios físicos no afectan de manera aislada a ningún órgano o sistema, sino a todo el cuerpo. Sin embargo, la mejora de las funciones de sus diversos sistemas no ocurre en la misma medida. Particularmente distintos son los cambios en el sistema muscular. Se expresan aumentando el volumen de los músculos, mejorando los procesos metabólicos y mejorando las funciones del aparato respiratorio. En estrecha interacción con los órganos respiratorios, el sistema cardiovascular también se mejora.

Los ejercicios de ejercicio estimulan el metabolismo, aumentan la fuerza, la movilidad y el equilibrio de los procesos nerviosos. En este sentido, la importancia higiénica de los ejercicios físicos aumenta, si se llevan a cabo al aire libre. En estas condiciones, su efecto general de salud aumenta, tienen un efecto de endurecimiento, especialmente si los ejercicios se realizan a bajas temperaturas. Al mismo tiempo, tales indicadores de desarrollo físico como una excursión de pecho, la capacidad vital de los pulmones mejorar.

Durante el entrenamiento en condiciones de frío, se mejora la función termorreguladora, disminuye la sensibilidad al frío y se reduce la posibilidad de resfriados. Además del efecto favorable del aire frío en la salud, hay un aumento en la efectividad del entrenamiento, que se explica por la alta intensidad y densidad de los ejercicios físicos. Las cargas físicas deberían normalizarse teniendo en cuenta las características de edad y los factores meteorológicos.