11 medios naturales para limpiar en la cocina

La mayoría de nosotros pasamos una parte importante de nuestro tiempo en la cocina: preparan comida, merienda, comen, tratan a los invitados y, sin importar lo triste que suene, están limpiando. Durante el mismo, muchas veces utilizan productos químicos domésticos, cuyos componentes no tienen el mejor efecto en la piel de las manos y en la salud en general. Además, todos estos fondos no son baratos. Pero existe la posibilidad de hacer la limpieza realmente orgánica, utilizando los ingredientes habituales de la casa. Hablemos de algunos de ellos.

Ambientador cítrico

Para hacer un ambientador natural es muy simple: poner un poco de cáscara de cítricos en los moldes de pastel o en la bandeja de hielo y llenar con vinagre de alimentos. Luego, cubriendo el líquido con una tapa, envíelo al congelador hasta que se endurezca. Los cubos resultantes deben colocarse en un recipiente pequeño: el hielo se fundirá gradualmente y emitirá un agradable aroma cítrico.

2. Medios para lavar frutas y verduras

Las frutas y verduras compradas a menudo contienen muchos pesticidas y microbios dañinos. A veces no desaparecen incluso después de un lavado a fondo. Purificar la fruta ayudará a un remedio casero natural: mezcle 2 tazas de agua, 2 cucharadas de vinagre, 2 cucharadas de jugo de limón y agregue a la solución 10 gotas de extracto de semilla de pomelo (puede ser aceite esencial). Con la mezcla resultante, espolvoree frutas y vegetales (excepto hongos) y déjelos por unos minutos. Luego enjuague bien la comida con agua.

3. Limpiador universal antibacteriano

¿Tomar una taza de pomelo y deshacerse de la cáscara? No te apresures Puede ser útil para crear un limpiador universal. Coloque la piel de un pomelo grande en un frasco de vidrio, vierta 2 tazas de vinagre.

Luego cierre la tapa y colóquela en un lugar oscuro y fresco. Permita que la solución repose durante aproximadamente una semana. Después de filtrar el vinagre y verter el producto en un recipiente conveniente con un pulverizador. Úselo para desinfectar la mesa de la cocina, el fregadero, la estufa y otras superficies.

4. Agente de limpieza para la máquina de café

Después de usar recipientes para hacer café en el fondo y las paredes a menudo formaron un revestimiento denso, que no es tan fácil de limpiar. Resuelve el problema con la ayuda de un remedio casero. Es suficiente para verter en los platos que necesitan limpieza, vinagre de alimentos y agua en partes iguales.

Arranque la cafetera, pero deténgala durante media hora y espere una hora. Luego permita que el ciclo se complete. Drene la solución, cámbiela por agua limpia y ejecútela varias veces seguidas.

5. Medios para lavar los platos

Tratamos con él todos los días. La mayoría de estos productos contienen químicos altamente agresivos que pueden dañar nuestra piel. Es mucho más seguro usar fondos de ingredientes naturales. Aquí está uno de ellos: ponga a hervir el agua en una olla, agréguele 1/4 de taza de hojuelas de jabón (jabón normal, rallado en un rallador) y mezcle hasta lograr una consistencia suave.

Agregue a la solución una base de jabón en aceite de oliva (1/4 de taza), 2 cucharaditas de refresco, 1 cucharadita de glicerina y 30-40 gotas de aceite esencial a su gusto (por ejemplo, lavanda). Mezcle todo hasta que los ingredientes estén completamente disueltos. Vierta el producto resultante en una botella con un dispensador (esto debe hacerse dentro de las 24 horas).

6. Medios para limpiar la parrilla

Limpiar la parrilla es bastante difícil. Para hacer esto, hay muchas herramientas y dispositivos que valen mucho. Más fácil y económico para hacer un hogar de limpieza para una parrilla. Mezcle un poco de líquido para lavar platos con bicarbonato de sodio hasta que se forme una pasta homogénea y aplíquelo a la parrilla.

Déjelo en remojo durante unos 15 minutos y luego comience el proceso de limpieza. El secreto aquí es simple: el líquido para lavar platos hace frente a la grasa y la soda actúa como un abrasivo natural y suave. Esta herramienta funciona bien incluso en superficies de parrilla muy sucias.

7. Tabletas para el lavavajillas

Seguramente los propietarios de los lavavajillas están familiarizados con la situación cuando las tabletas para lavar los platos de repente terminan. Pero no importa: puedes hacerlo tú mismo. Para hacer esto, mezcle un vaso de soda, un vaso de sal gruesa y media taza de ácido cítrico en un tazón de acero inoxidable.

Agregue un poco de agua a la mezcla para hacerla silbar. Luego coloque la mezcla en las bandejas de hielo y apriétela bien. Si se ve muy desmenuzable, agregue un poco más de agua. Deje las tabletas en reposo durante 30 minutos. Después de ponerlos boca abajo y dejarlos secar por completo.

8. Limpiador natural para horno

Un buen análogo de los medios para limpiar el horno puede ser una pasta especial cocinada en casa. Mezcle 1/4 taza de detergente concentrado para platos con un vaso de bicarbonato de sodio, 1/2 taza de sal marina (o una sal gruesa) y agréguele un poco de agua tibia para formar una pasta homogénea.

Póngalo en el interior del horno y déjelo durante unas horas, preferiblemente por la noche. Después de sumergir una esponja o cepillo en agua tibia y enjuague el horno. Para lavar el resto de la pasta, use un spray de vinagre diluido.

9. Desinfectar el limpiador del refrigerador

Según estudios mundiales, el refrigerador es una de las principales fuentes de bacterias en la casa. Por lo tanto, necesita una limpieza regular, que puede hacerse con un aerosol desinfectante casero.

Verter en una botella de medio litro con un dispensador 1 taza de vinagre y agregar a la solución 2 cucharaditas de jabón líquido (o líquido concentrado para lavar platos), así como un poco de aceite de éter cítrico para dar un sabor fresco. Llene la botella con la mezcla hasta la parte superior con agua tibia, cierre y agite bien. Antes de cada uso, el producto debe agitarse nuevamente.

10. Desodorizante para el refrigerador

A menudo, el refrigerador no tiene aromas muy agradables. Un remedio casero simple ayudará a deshacerse de ellos. Tome una jarra pequeña (100-200 mililitros), vierta bicarbonato de sodio y agregue unas gotas de aceite esencial que desee.

Coloque el tarro en la esquina más alejada del refrigerador para que el producto absorba los olores desagradables y llene el espacio con un aroma fresco y limpio. Fortalecer el efecto puede removiendo periódicamente el refresco, para que los aceites esenciales se evaporen más activamente. Si el olor se debilita, agregue algunos aceites esenciales más. Cada 3-4 meses, cambie esta herramienta a una nueva.

11. Limpiador de cítricos para tabla de cortar

Las tablas de cortar de madera, además del lavado regular, necesitan una desinfección periódica y una limpieza a fondo. Intente usar medios naturales para este propósito. Por ejemplo, puedes rociar una tabla con una pequeña cantidad de sal y frotarla con la carne de un limón.

Esto no solo aliviará la placa de corte de microbios y bacterias, sino que también ayudará a eliminar los olores desagradables y actualizará su apariencia. Otra buena manera de limpiar es hacer una pasta de bicarbonato de sodio y sal en partes iguales, con la adición de agua.