Tratamiento de enteritis con luz solar

La luz solar trata con éxito la colitis, la enteritis, la anemia, la gota, la aterosclerosis, las enfermedades de la piel y el asma.

La investigación moderna ha revelado que bajo la influencia de la luz solar, la glándula pineal ubicada en el diencéfalo produce una hormona llamada melatonina. La tasa de envejecimiento de un organismo depende de la cantidad de esta hormona, por ejemplo. La melatonina intercepta los llamados radicales libres, compuestos que se forman como resultado del metabolismo. Los radicales libres dañan todo el cuerpo, hacen que los vasos sanguíneos sean frágiles, promueven la formación de placas ateroscleróticas y destruyen la información genética en el núcleo de las células.

Circulación sanguínea estabilizada En verano, el número de muertes por un ataque cardíaco disminuye. La energía solar afecta la producción de espermatozoides. Los científicos han descubierto que en el verano aumenta la actividad sexual. Las palpitaciones del corazón y el pulso aumentan, los vasos sanguíneos se expanden y, como resultado, aumenta el flujo de sangre hacia la piel, lo que la hace verse mucho mejor. Ser más elástico que los músculos El metabolismo se intensifica: la comida se procesa mejor, las grasas se descomponen más rápido, la proteína se digiere más fácilmente. La energía solar actúa excitadamente en el cerebro. Incluso después de una breve estadía en el sol, la actividad cerebral mejora notablemente. Los rayos del sol estimulan el sistema inmune. Es útil mirar el sol: este es un buen entrenamiento para los ojos.